Bicentenario

El bicentenario del grito de independencia generó un sinnúmero de actos culturales y conmemorativos. A través de ellos hemos podido revisar los doscientos años que han transcurrido desde la independencia y repasar los vaivenes del Estado; el desarrollo industrial, la economía, la educación, la cultura, y, por supuesto, los logros y también los naufragios de nuestra vida republicana.

La premisa era simple: se trataba de que todos los habitantes de la nación que así lo desearan, tomaran una fotografía de aquellos aspectos de su entorno que encontraran interesantes y significativos, el 20 de julio de 2010.
En cuanto a los colombianos en el exterior, debían captar en ese día y sólo en él, una imagen del sitio donde estuvieran y que guardara relación con el bicentenario. Las conmemoraciones no sólo son actividades recreativas y culturales sino que permiten construir una memoria histórica.
La respuesta de los amantes de la fotografía fue enorme. Gracias a ellos Un día en la vida de Colombia - 200 años después, se convierte para el futuro en un testimonio de primera mano y de enorme singularidad sobre cómo es el país, la vida cotidiana, la idiosincrasia de las gentes, las costumbres, la arquitectura, las atmósferas, el regocijo popular y, al mismo tiempo, sobre las fiestas que se llevaron a cabo en todo el territorio para celebrar los doscientos años de la Independencia.
Con todo el material fotográfico que llegó al FOTOMUSEO y a partir de una juiciosa curaduría, se realizaron una exposición, un libro y un importante documental que han quedado como la memoria de tan importante celebración.
 
 
Abrir chat